La adicción al juego es una dolencia psicológica que acaba afectando a varias esferas de la vida de una persona. Los juegos de azar son una actividad como cualquier otra que requiere unos parámetros o normas que no se deben sobrepasar. Es una opción para ganar dinero y divertirse que algunas personas pueden llevarse hasta un camino totalmente distinto. Cuando una actividad de ocio y diversión se convierte en obligatoria, la final línea entre lo correcto e incorrecto se empieza a romper. Aparece entonces unos sentimientos y emociones que no son los esperados, euforia por ganar y tristeza absoluta al perder, invertir más dinero del que se tiene o incluso alejarse de todos sus familiares y amistades. La mente de un adicto al juego se convierte en la de una persona dependiente a una actividad que ha sido concebida para pasarlo bien.

Razones para la adicción al juego


Las razones para convertirse en un adicto al juego son varias. Existen algunas pautas que según los especialistas se repiten, señales de alerta que hacen que las personas que las sufren deban extremar las precauciones. Se puede jugar en casinos online o casas de apuestas de forma regular, sin caer en las redes de adicción.

Los factores biológicos pasan desapercibidos. Antes de pisar un casino físico o jugar online por primera vez, debe saber que existirán factores que lo llevarán hasta un extremo peligroso. Hay algunos elementos que así lo marcan.

La disponibilidad de los juegos de azar pueden ser un problema. Los expertos alertan de algunos factores que hacen posible una adicción realmente peligrosa.

La personalidad o los pequeños traumas del pasado pueden ejercer el punto de presión que un adicto necesitará. No es común que una actividad que sirve para distraerse y ganar dinero acabe siendo peligrosa.

Signos o síntomas de adicción al juego

Saber detectar a tiempo los síntomas de adicción al juego a tiempo es una forma de acabar con cualquier problema mayor. Cuando las cosas van bien, un jugador puede pasar casi desapercibido, pero dependiendo de la fase en la que se encuentre habrá algunos puntos que serán imposibles de esconder. Toma nota de estos síntomas que no debes pasar por alto, un jugador adicto es capaz de esconder su peor cara que solo saldrá a la luz cuando sea demasiado tarde.

Fases de adicción al juego

La adicción al juego dispone de unas fases muy claras. Los expertos alertan de la existencia de unos periodos que pueden llegar dependiendo del perfil del jugador. En general, las personas que empiezan a jugar se quedan en la primera fase y no siguen camino a una serie de problemas mayores. El juego no es una actividad destinada a dañar el entorno o la persona, sino más bien al contrario. Las fases de lo que representa un peligro mayor inesperado, la adicción, son las siguientes:

  1. La fase de ganancia, el paso que se da siempre y del que no se debe seguir avanzando. La esencia de cualquier juego de casino, online o apuesta es la ganancia. Esa sensación agradable que se genera cuando una persona puede hacerse con un premio. Todos los juegos tienen ese punto de alegría, mezclado con la incerteza y la emoción. Nunca se sabe cuándo será el momento en que el jugador pase a ser ganador, ese día las sensaciones son agradables y es lo que acaba generando una pequeña adicción. A partir de aquí, de esta primera fase alegre pueden venir las siguientes si el jugador no toma medidas o no juega de forma responsable.
  2. La fase de pérdida es frecuente, pero no permanente. Perder en el juego es algo que sucede de forma frecuente. Como en la vida, algunas veces todo sale perfecto y en cambio, otras, hay que adaptarse a lo que sucede. En todo juego solo existen dos posibilidades, se puede ganar o perder. Así como la fase de ganancia es agradable y acaba generando esa pequeña adicción necesaria. En este caso, la fase de pérdida es la que acaba causando que el juego pase a ser peligroso. Aceptar las pérdidas y las ganancias es algo innato en todo jugador. Debe tener en cuenta que en algún momento también perderá, pero en el momento en que las pérdidas se convierten en demasiado grandes, el mal estará hecho. Se jugará no por el placer de jugar, sino para cubrir pérdidas y a partir de aquí si que aparece una adicción.
  3. La fase de desesperación es la llegada de la adicción. En esta fase el jugador no juega para ganar o perder, sino para pagar. No puede liberarse de lo que se ha convertido en una obligación. Su juego se convierte en una forma de cubrir gastos y por ese motivo no puede salir de él. Las deudas son las que marcan la diferencia y le convierten en alguien que no puede decir que no, estará pendiente del juego, querrá devolver el dinero de forma rápida, aunque no podrá. Se encierra en si mismo y pierde todo contacto con la realidad. La vida social pasa a un segundo plato y solo piensa en intentar recuperar el dinero que ha perdido o debe.

Consejos durante el juego

El juego es un placer o una actividad que deberá proporcionar sensaciones positivas. No todos los jugadores son adictos, al contrario, existe un porcentaje de adictos y de personas sanas que saben cómo jugar o detectar a tiempo un problema a tiempo. Conocer las repercusiones de esta adicción es importante, saber controlar la partida para que no se descontrole también.

Medidas preventivas: cómo protegerse

La adicción al juego puede aparecer en cualquier momento en caso de detectarse se deberá actuar en consecuencia para evitar males mayores. Existen alguna de las medidas preventivas importantes a tener en cuenta que puede que desconozca si nunca se ha encontrado en una situación similar.

Responsabilidad de las empresas de juegos

Los buenos casinos online tienen todo lo necesario para ayudar a sus jugadores. No todo vale para ganar dinero, saben perfectamente que disponer de unas medidas de seguridad les beneficiará. Tener a un jugador que lo pasa mal o que está en ese momento inhabilitado para poder jugar de la mejor forma posible es algo a lo que pueden enfrentarse.

Protección juvenil

Para registrarse en un casino online se necesita ser mayor de edad. La mayoría de los países actúan de forma contundente contra los espacios de juego que permiten a menores poder jugar. Aunque la publicidad está muy presente no debe mezclarse la opción de conocer los juegos con la de jugar con ellos. La madurez es uno de los factores que pueden llevar hacia la adicción. La edad es un factor de riesgo que debe tener en cuenta todo casino y contra el cual luchará. Existen limitaciones de horario y de acceso para evitar que los menores de 18 años se inicien en el juego.

¿Cómo obtener ayuda con la adicción a los juegos? A dónde ir

En caso de sentirse identificado con alguno de los problemas aquí citados existen organizaciones que evitarán que el problema vaya a más. Dependiendo de su país podrá obtener ayuda en las siguientes páginas o asociaciones. Es importante acudir a ellas si se detecta en primera persona o de un familiar o conocido, ayudar a través de:

👉 GamCare, BeGambleAware, Gamblers Anonymous, FEJAR (en España), Jugadores anónimos (en Argentina), protección de menores.

Páginas web útiles

Cada país dispone de páginas web que permiten ayudar a los jugadores a saber jugar de forma responsable. Es importante antes de iniciarse en el juego saber todo lo necesario para no cometer ningún error. Las más importantes son:

Internacionales: GambleAware, Gambling Therapy, Gamblers Anonymous.

Regionales:

Organizaciones que lo ayudarán con las deudas

Las deudas son el principal problema de un adicto al juego. Para evitarlas o poder luchar contra ellas existen una serie de páginas. Estas financieras le ayudarán a poder destinar una línea de crédito para pagar a sus familiares, amigos o conocidos. Volver a la normalidad es algo imprescindible para todo adicto.

👉 Debt Advice Foundation, Debt Support Trust, National Debt Line, Step Change.

Mostrar Más